Los dioses de Karnataka, INDIA


Jueves, 01 Enero de 1970 a las 02:33:23

Enviado por

Lo mejor es iniciar la ascensión con la primera luz del alba, para que la salida del Sol encuentre al peregrino en la cima de la colina. Porque la subida a la colina de Vindhyagiri convierte a cualquiera, ya sea un devoto jain o un avisado viajero, en un peregrino, aunque sólo sea por un día. En ese momento sin tiempo del crepúsculo hay movimiento en la aldea de Sravanabelgola, entre sus templos o alrededor del gran estanque. Como siempre, habrá que dejar los zapatos y entrar descalzos en el recinto sagrado.

Así empieza la subida a la colina, 700 escalones tallados en la roca viva. Arriba le espera al creyente uno de los templos más venerados del jainismo, y para el que no sienta la religiosidad correr por sus venas, la que tal vez sea la estatua monolítica exenta más grande de la India y, según algunos, de todo el mundo.

En el camino se pasa junto a figuras grabadas en la piedra e inscripciones antiguas escritas en un alfabeto que resulta tan extraño como hermoso. Y allí arriba está el coloso, un gigante de piedra de dieciocho metros. La imagen de un hombre desnudo que mira hacia el norte. El templo que lo rodea en realidad es poco más que un patio, una especie de claustro levantado a su alrededor. Es la estatua de Sri Gomateswara, que lleva más de mil años asombrando a los peregrinos y viajeros que transitan las tierras del sur de Karnataka, uno de los cuatro estados que forman ese conjunto singular que se puede llamar India meridional. Los jain creen que Gomateswara, o Bahubali, era hijo de Purudeva, un rey legendario. Y quiere la leyenda que luchara con su hermano Bharatha para conseguir el título de heredero del reino. En la pelea ganó Bahubali, que a su vez fue vencido por la vergüenza de ver la derrota de su hermano. Así que renunció a su ansiado premio y se retiró para llevar una vida de penitencia y meditación.


Ver mas..



Ir a nuestra Galería de Fotos: Pulse aquí para Fotos de India.

Content received from: LosViajeros, https://losviajeros.net